¿Divorcio judicial o divorcio notarial?

¿Divorcio judicial o divorcio notarial?

En la actualidad dos son las formas en las que una pareja puede proceder a divorciarse/separarse: la judicial y en determinados supuestos la notarial.

Con las últimas modificaciones habidas en la  Ley del Notariado de 28-05-1862, introducidas por  la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2015 ( Ley 15/2015 de 2 de julio), una pareja se pueda separar o divorciar sin necesidad de  acudir al juzgado, esto es, por medio del notario.

El notario actuante ha de ser el del último domicilio en común o  el del domicilio o residencia habitual de alguno de los solicitantes.

Otro requisito fundamental es que  los cónyuges no deben tener hijos menores no emancipados, o con su capacidad modificada judicialmente.

La otra forma  de llevar a cabo la separación o divorcio, la judicial, se sustanciaría de conformidad con lo previsto  en los artículos 769 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).

Se ejercita mediante la presentación de  demanda de divorcio y/o separación ante el juzgado de primera instancia, bien de común acuerdo de los contrayentes, de uno con el consentimiento de otro (también comúnmente llamado “amistoso”), o unilateralmente, en los casos que se denominan "divorcio contencioso".

En la tramitación notarial, la Ley  especifica  la necesidad de que esté presente un letrado en ejercicio. Así lo dice expresamente el art. 54 ap 2º de la  Ley de 1862 (“Los cónyuges deberán estar asistidos en el otorgamiento de la escritura pública de Letrado en ejercicio”)

En el ámbito judicial es obligada la intervención tanto de abogado como de procurador, para cualquier trámite, salvo para la solicitud de medidas provisionales, medidas dispuestas en los artículos 102 y 103 del Código Civil.

Por ello, en ambas vías, conviene estar asesorado por un buen abogado  en la materia, a los efectos de proceder a la firma de un convenio regulador con las mayores garantías para ambos cónyuges.

Si tienes cualquier problema en esta materia o pretendes separarse o divorciarte y necesitas información y asistencia, no dudes en ponerse en contacto con Queipo & Riego Abogados